Seguir en Facebook

Guatemala, Septiembre 25 del 2012 (CERIGUA).- El 26 de septiembre, “Día Mundial de Embarazos no Planificados en Adolescentes”, es una conmemoración que Guatemala recibe con altos índice de niñas madres, un problema que requiere de acciones inmediatas.

Varios sectores son los que se han pronunciado ante el alarmante índice de embarazos en adolescentes, que según datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) han colocado a Guatemala como uno de los países de Latinoamérica con los más altos índices de partos en niñas de 10 a 14 años.

Durante la Reunión Regional de Cooperación Sur-Sur entre países andinos y centroamericanos, celebrada en agosto en el país, Leonor Calderón, representante en Guatemala del UNFPA, dijo que este es un problema grave, pues sólo en el 2012 el 25 por ciento del total de partos han sido en madres adolescentes.

Además  Discuten problemática de embarazos en adolescentes

Calderón señaló que el 2011 cerró con 48 mil 51 partos en personas de 10 a 19 años de edad y lo que más preocupa es el aumento de embarazos en niñas de 10 a 14 años, pues esto es producto de violaciones sexuales, tal y como lo establece la legislación guatemalteca.

La representante del UNFPA subrayó que el embarazo en adolescentes es una problemática que requiere atención y acciones urgentes para su prevención y erradicación, además destacó que la sociedad debe dejar de catalogar este fenómeno como normal.

Respuesta debe incluir a los jóvenes y adolescentes

Paul Giovanni Rodríguez, de la Organización Iberoamericana de la Juventud (OIJ), consideró necesario que en las respuestas a la prevención del embarazo en adolescentes participe este sector de la población, especialmente en la implementación y monitoreo de las acciones que las autoridades promuevan.

Según Rodríguez, se debe recordar que los partos en niñas no sólo son un riesgo para su salud, sino para su bienestar emocional y económico, pues se truncan proyectos de vida y se continúa con un círculo de pobreza que imposibilita el desarrollo integral, tanto de la madre como de los hijos e hijas.

Además  Sexting: las TICs son parte de la vida y hay que formar a la adolescencia en su uso responsable

Para Rutilia Jiatz, de la Red de Jóvenes para la Incidencia Política (IncideJoven), no se debe olvidar la relación que tiene la prevención de los embarazos precoces con la educación sexual integral, que debe ser impartida tanto en el ámbito formal como en el informal.

Una pandemia que va en aumento en Guatemala

Varios líderes y lideresas que trabajan el tema han considerado los embarazos en niñas y adolescentes como una pandemia que afecta al país y aunque ha sido reconocida por las autoridades, los esfuerzos promovidos son insuficientes.

Según Mirna Montenegro, del Observatorio en Salud Reproductiva (OSAR), el problema es de dimensiones graves, pues aunque el tema ha sido colocado en agenda, los embarazos y partos en niñas y adolescentes continúan en aumento.

Además  Representantes de sistemas penitenciarios de la región discutirán reglas de Bangkok

Montenegro dijo que en el 2009 el 20 por ciento de partos se reportaba en esta población, sin embargo en el 2012 subió a un 25 por ciento y sigue incrementándose.

El OSAR reportó en los primeros siete meses del año, 22 mil 67 partos y de este total 1 mil 448 fueron en niñas de 10 a 14 años, la mayoría de ellas de familias pobres y con niveles escolares bajos.

Finalmente, Montenegro enfatizó que aunque existen esfuerzos por implementar una educación sexual integral, una de las respuestas para erradicar los embarazos precoces, aún no se ha logrado que ésta llegue a todos los departamentos, además hacen falta recursos para operativizar leyes existentes a favor de la prevención de esta problemática.

Comments

comments

No hay comentarios