Seguir en Facebook

Guatemala, Septiembre 24 del 2012 (CERIGUA).- En los récord mundiales de injusticias, Guatemala tiene el de ser uno de los países donde más se maltrata a las mujeres, son alarmantes los altos índices de pobreza y femicidio, dos aspectos de un problema mayor, indicó Ana María Cofiño.


A decir de Cofiño, en su columna “Mujeres en Acción”, pese a las múltiples adversidades, existen organizaciones y personas que se dedican a construir vidas dignas y con bienestar, algo difícil en una de las sociedades más desiguales del continente, Guatemala.

De acuerdo con la profesional, esa gente que lucha por educación, vivienda, salud, trabajo, tierra y alimentos, necesidades vitales que siguen sin resolverse, es la población femenina, en quienes la guerra dejó huellas dolorosas y por mucho que se promueva la amnesia, el pasado queda indeleble en la memoria y en la piel.

Además  Entregarán informes clasificados militares

Según la columnista, esta semana se realiza una audiencia pública en la que se escuchará a las mujeres que fueron esclavizadas para dar servicios laborales y sexuales forzados a miembros del ejército cuando el área rural fue escenario de genocidio; participarán mujeres indígenas Q’eqchi’ que darán testimonio de los abusos y torturas a las que fueron sometidas tras haber sido capturadas por militares.

Cofiño dijo que atreverse a describir en voz alta cómo fueron violadas por varios hombres repetidas veces durante largos períodos, señalar a los criminales y asumir su responsabilidad para exigir justicia, es un paso más en el fortalecimiento de ellas como sujetas políticas y en el esclarecimiento de la historia guatemalteca.

Además  Ligan a proceso a ex jefe del estado mayor acusado de genocidio

La columnista dijo que en otras regiones mujeres en defensa de la vida y contra la depredación que provocan las empresas extractivas, siguen trabajando para que estas actividades se detengan y desde hace varios años se ha hecho más significativa la presencia de la población femenina que plantean pacífica, legal y legítimamente que sean respetadas sus opiniones.

Finalmente, Cofiño destacó que en San Rafael las Flores, Santa Rosa, muchos guatemaltecos se unieron y opusieron a la operación minera, las mujeres también estaban allí y en todos los lugares amenazados por ese desarrollo que mata, compartiendo sueños de paz, armonía y felicidad.

Comments

comments

1 Comentario

  1. Insisto en la mujer esta la esperanza de un buen futuro, pero no debe de ser llevada como bestia al matadero, de que sirve si se quejan, sirven para un fin determinado, si las mujeres que tienen convocatoria y no las moviera intereses las mujeres pueden establecer una nueva vida en comun. Si hay pruebas y pueden señalar hechores es de vital importancia que se haga, si es otro chorro de humo para ocultar intereses es un gran daño al pais. A la justicia se le debe de poner ojos y en este caso se debe de llegar hasta lo ultimo como todos los casos que pueden usarse para maldad.

Comments are closed.