Seguir en Facebook

Guatemala, Septiembre 06 del 2012 (CERIGUA).- La educación es clave para hacer frente a las profundas inequidades en América Latina y el Caribe, razón por la que todos los sectores deberán trabajar para que los niños, las niñas y los adolescentes puedan completar la escuela, dijo Bernt Aasen, del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).


A decir de Aasen, director regional de UNICEF, para conseguir una alta escolaridad en la niñez es necesario articular los esfuerzos del sector educación con los que realizan los sectores de protección social, salud y nutrición, así como con las familias y comunidades.

Por su parte, Jorge Sequeira, Director Regional de educación de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), destacó que la prioridad es elevar la calidad educativa de las niñas, niños y adolescentes, dotándolos de conocimientos pertinentes y relevantes.

Además  Pérdida mundial de la biodiversidad se relaciona con la deficiente ingesta de nutrientes

Sequeira indicó a la niñez se le debe de dar la posibilidad de desenvolverse de manera digna y con sentido de pertenencia a sus sociedades, un requisito esencial de los sistemas educativos que tienen como fin universalizar la conclusión de diversos niveles de educación.

El documento “Completar la Escuela. Un Derecho para Crecer, un Deber para Compartir”, elaborado por UNESCO y UNICEF, revela que en las recientes décadas los sistemas educativos de la región se han ampliado para recibir a más niños y niñas, también existen iniciativas para mejorar la calidad y la equidad en la educación, sin embargo todavía se reporta exclusión.

De acuerdo con el informe, aún subsisten niños y niñas que ingresan tarde al sistema educativo, que fracasan reiteradamente, que no encuentran experiencias pedagógicas que les permitan desarrollar sus capacidades y que viven situaciones de discriminación.

Además  Aumentar penas a los adolescentes no solucionara la delincuencia en América Latina, aseguraron expertos

En el estudio ambas entidades de Naciones Unidas plantean la meta de cumplir todos los derechos educativos de la infancia en América Latina y el Caribe y a la vez insiste en la necesidad de actuar de forma cooperativa y eficaz para lograrlo.

Según la investigación, existen varias dimensiones de exclusión, la de la infancia en edad de asistir a la educación inicial que no está en la escuela; la de las y los menores de edad que abandonan la escuela o entran de forma tardía a recibir la enseñanza; las y los adolescentes que no están dentro de la educación formal; las personas que están en riesgo de abandonar sus estudios primarios y secundarios.

Además  Área de Salud distribuirá kits de higiene para la niñez

Finalmente, el documento destaca que en la región hay aproximadamente 117 millones de niños, niñas y adolescentes en edad para asistir a la educación primaria y secundaria, sin embargo 6.5 millones de ellos no asisten a la escuela y 15.6 millones concurren a ella de forma tardía y sufriendo desigualdad.

La Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG) informó recientemente que el país ha reportado avances en materia de cobertura educativa, principalmente en el ciclo básico y diversificado.

Según los datos, en el 2011 se inscribieron 480 mil 928 niños y niñas en preprimaria, dos millones 371 mil 672 en primaria; 336 mil 207 en básicos y 91 mil 495 en diversificado, sin embargo la deserción escolar sigue siendo un flagelo para la niñez guatemalteca, principalmente para las niñas.

Comments

comments

1 Comentario

Comments are closed.