Tipo de cambio: Q 7.67 x $ 1.00

|

Evaluan instalar fuerza de tarea para combatir el contrabando de armas

Guatemala, Abril del 2012 (AGN).- El incremento de incautaciones de armamento sin registro, así como de arsenales a grupos del narcotráfico y el crimen organizado, provocó que las autoridades del Ministerio de Gobernación evalúen la instalación de una séptima Fuerza de Tarea, cuya misión específica sería la de combatir el tráfico y contrabando de armas.

fuerza-tarea

Foto: Darío Chiquitó/AGN

Durante los primeros tres meses del año, las fuerzas de seguridad han incautado aproximadamente 679 armas de fuego, según reportes de la Policía Nacional Civil (PNC). De los decomisos realizados, cerca de 40 son de armamento perteneciente a grupos del narcotráfico y crimen organizado.

Los fusiles AK-47 conforman el armamento más sofisticado incautado a narcotraficantes, mientras las pistolas serían las armas de fuego más comúnmente decomisadas, entre las cuales un número significativo provienen del contrabando. Considerando esta situación, el viceministro de Seguridad, Julio Rivera Clavería, anunció la creación de la Fuerza de Tarea para el Contrabando.

Combatirá el ingreso de ilícitos

Aunque la unidad se halla bajo evaluación, incluiría un trabajo interinstitucional contra el paso ilegal de mercadería en Huehuetenango, San Marcos, y la boca costa de Quetzaltenango. El tráfico de armas sería una de las prioridades de esta Fuerza de Tarea, explicó Mauricio López Bonilla, ministro de Gobernación.

Las bandas del narcotráfico utilizan principalmente fusiles de asalto AK-47; según Clavería, las fuerzas de seguridad civil, específicamente las Fuerzas Especiales, poseen la capacidad de reacción con armas de asalto y entrenamiento, para la lucha contra estructuras delictivas que utilizan armamento sofisticado.

López Bonilla reconoció que la Cartera del Interior evalúa la compra de armamento, a través de convenios de cooperación y bajo la figura de un Gobierno a otro, con Italia, España, Alemania, Brasil y Estados Unidos, específicamente de armas cortas, ya que la función de la PNC es prevención y no combate.

El tráfico es evidente

Los enfrentamientos armados en Zacapa y Chiquimula permiten a las autoridades de Gobernación realizar más incautaciones de armamento de grueso calibre en estos departamentos, evidenciando el área como propicia para el tráfico de armas.

Para obtener un arma ilegal, las personas recurren a traficantes o vendedores esporádicos, de armamento que perteneció a la extinta guerrilla o ejércitos de otras naciones. Según un sondeo realizado por la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN), en el mercado negro podría adquirirse una pistola 9 milímetros a un precio de Q3 mil 500, mientras un fusil de asalto AK-47 alcanzaría un monto de Q5 mil.

Estas armas son antiguas; los precios son económicos debido a que los vendedores necesitan deshacerse de éstas en corto tiempo. Las pistolas, por lo regular, son robadas y tienen el registro alterado.

La Ley de Armas y Municiones, Decreto 15-2009, contempla que los ciudadanos que deseen poseer un arma, deberán contar con licencia y número de registro extendido en la Dirección General de Armas y Municiones (Digecam).

EL fusil AK empezó a ser utilizado en la extinta Unión Soviética, en 1947, y fue inventado por el ruso Avtomat Kalashnikov, y es capaz de disparar bajo el agua y lodo. Algunos instructores de la PNC refieren que existen imitaciones, las cuales son prohibidas para los ciudadanos, por considerarse un arma de uso exclusivo de las Fuerzas de Seguridad.

 

Tags: ,

Opine