Tipo de cambio: Q 7.67 x $ 1.00

|

Realizan cateos en busca de autores intelectuales de asesinato de Rosenberg

Guatemala  May (Cerigua).- A un año del asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg, las autoridades realizaron varios allanamientos en viviendas de la ciudad capital y los departamentos en busca de pistas que les permitan dar con el paradero de los hermanos Francisco José y Estuardo Valdés Paiz, involucrados en el crimen.

De acuerdo con la información el Ministerio Público (MP) y la Policía Nacional Civil (PNC) allanaron cinco viviendas donde, según el MP, se han encontrado indicios de que los familiares se han comunicado con los prófugos.

Los cateos se realizaron en San José Buena Vista, en el municipio de Santa Catarina Pinula así como en el laboratorio Lanquetin, en la zona 1 y en la empresa Quifarma, en la colonia los Álamos de San Miguel Petapa, donde se incautaron documentos relacionados con los hermanos Valdés Paiz.

Los hermanos, sindicados de haber participado en el asesinato de Rosenberg, ocurrido el 10 de mayo de 2009, están prófugos desde el 10 de diciembre último, después de que el Juzgado Décimo Penal emitiera las órdenes de captura en su contra.

Los allanamientos se hicieron en colaboración con la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), entidad que en enero pasado dio a conocer el resultado de las investigaciones sobre los autores intelectuales del asesinato.

La entidad determinó que fue el mismo abogado quien planificó el crimen, simulando que lo extorsionaban desde un teléfono celular que él manipuló desde su apartamento; posteriormente Rosenberg grabó un video en el que acusó al presidente Álvaro Colom y a su esposa de ser los responsables del crimen.

Los sicarios que le dieron muerte fueron contratados por los hermanos Valdés Paiz a quienes contactó para contarles sobre la supuesta extorsión, según la CICIG; la detención de los autores materiales del crimen se realizó el 11 de septiembre de 2009 por la Comisión y miembros de las Fuerzas Especiales de la PNC.

Fin Cerigua

Tags: ,

Opine