Tipo de cambio: Q 7.67 x $ 1.00

|

Estado tiene la obligación de constatar las violaciones laborales

Guatemala 19 Abr (Cerigua).- El Estado guatemalteco tiene la obligación impostergable de constatar las violaciones a las garantías laborales que sufren las trabajadoras de la maquila y la agroindustria, sobre todo las relacionadas con la salud, aseguró Ileana Alamilla, columnista de Prensa Libre.

En su artículo Eclipse, Alamilla indicó que no basta con que el Estado garantice una oportunidad de trabajo a la población femenina, se requiere de espacios dignos dónde ejercer la labor y sobre todo contar con acceso a los servicios de salud.

Las trabajadoras de la maquila y la agroindustria sufren de diversas violaciones a sus garantías laborales, las condiciones en las que se desempeñan son precarias y difícilmente contarán con el permiso de los patronos para acceder a la salud, añadió la periodista.

Alamilla citó una investigación elaborada por Médicos del Mundo Francia, llevada a cabo en 16 empresas en Chimaltenango y Sacatepéquez, que identifica algunos de los riesgos que corren las laborales, como las presiones para atender los objetivos de producción, limitaciones para ir al baño o para tomar agua.

Todos factores que atentan contra su salud y su bienestar en el ámbito laboral; el Estado y del Ministerio de Trabajo son cómplices de los empresarios explotadores al incumplir sus obligaciones de documentar dichas violaciones y sancionar a los responsables, añadió la profesional del derecho.

Las mujeres representan el 85 por ciento de la mano de obra en las fábricas textiles y el 77 por ciento en la industria agroalimentaria; los contratistas las prefieren jóvenes y solteras, ya que tienen más probabilidades de aguantar las jornadas de 11 horas diarias y de tolerar toda clase de abusos, enfatizó la articulista.

Esas temáticas serán abordadas durante el Primer Coloquio Internacional El Derecho a las Trabajadoras de la Maquila y la Agroindustria, que llevará a cabo Médicos del Mundo Francia, el miércoles 21 de abril de 2010, a las 8 horas, en el Hotel Conquistador Ramada.

Tags: ,

Opine