Tipo de cambio: Q 7.81 x $ 1.00

|

Obispos de El Salvador preocupados por posibilidad de contaminación en su país por minería en Guatemala

San Salvador, 31 ene (EFE).- Los obispos de El Salvador expresaron hoy su temor por la posibilidad de que la explotación de la mina Cerro Blanco, en Guatemala, contamine el río Lempa, la principal fuente de agua del país.

"Hemos señalado la inconveniencia de la explotación de oro y plata por el grave daño que significa al medio ambiente, a la salud y a la vida misma de las personas", dijeron los obispos en un comunicado leído por el arzobispo de San Salvador, Jose Luis Escobar. EFE/Archivo

“Hemos señalado siempre la inconveniencia de la explotación minera de oro y plata en nuestro país por el grave daño que significa al medio ambiente, a la salud y a la vida misma de las personas”, dijo la Conferencia Episcopal de El Salvador en un comunicado leído hoy a la prensa por el arzobispo de San Salvador, Jose Luis Escobar Alas.

“Los salvadoreños tenemos el triste ejemplo de Guatemala y Honduras en donde la explotación de varias minas ha hecho destrozos de la naturaleza y de hecho nos amenaza también a nosotros”, expresaron.

En especial los religiosos dijeron estar preocupados “por el peligro de la contaminación del río Lempa” debido a los futuros trabajos de explotación de oro y plata en la mina Cerro Blanco, situada en la zona fronteriza de Guatemala con El Salvador.
Escobar Alas manifestó que este proyecto, operado por la empresa canadiense Goldcorp en el departamento de Jutiapa “ya cuenta con el permiso de explotación del Gobierno de Guatemala”.

El prelado explicó que la mina está próxima al lago de Güija, que comparten los dos países en su frontera, lo que “constituye una gran amenaza de contaminación” de esta fuente hídrica.

Sin embargo, la principal preocupación de los obispos católicos salvadoreños es la contaminación del río Guajoyo, que sirve de desagüe para el lago, y que desemboca en el Lempa, de donde se extrae “el agua que bebe la gran mayoría de los salvadoreños”.

“Pedimos a nuestro Gobierno interponer sus mejores oficios ante el Gobierno de la hermana república de Guatemala para que se detenga el proceso de explotación de la mencionada mina”, dijeron los obispos en el pronunciamiento.

Tags:

Opine