Tipo de cambio: Q 7.81 x $ 1.00

|

Bacteria detectada en lago de Atitlán podría “no ser tóxica”

Guatemala, 27 oct (EFE).- Los primeros estudios realizados por la Universidad de California (EE.UU.) en el lago de Atitlán indican que la bacteria detectada en sus aguas puede “no ser tóxica” y por lo tanto no peligrosa para los habitantes de la zona, informó hoy una fuente científica.

El lago de Atitlán está ubicado en el centro del departamento de Sololá, unos 160 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca, y es circundado por doce poblaciones de indígenas que dependen directamente de sus aguas. EFE/Archivo

El lago de Atitlán está ubicado en el centro del departamento de Sololá, unos 160 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca, y es circundado por doce poblaciones de indígenas que dependen directamente de sus aguas. EFE/Archivo

Margaret Dix, especialista de la Universidad del Valle de Guatemala, dijo a medios locales que el informe de los análisis realizados en los laboratorios estadounidenses indican que “no hay certeza de que la cianobacteria contenga toxinas”.

Sin embargo, precisó la experta, “será necesario realizar nuevas pruebas” para determinar ese extremo, así como para definir la estrategia a seguir para desterrar la bacteria de las aguas del lago de Atitlán, uno de los principales centros turísticos de Guatemala.

Los análisis sobre esta bacteria son realizados por la científica Eliska Rejmánková, de la Facultad de Ciencias Ambientales y Agrícolas de la Universidad de California.

Según los expertos, las cianobacterias pueden producir cianotoxinas, las cuales afectan a los peces, crustáceos, plantas acuáticas y seres humanos que tengan contacto con el agua contaminada.

El lago de Atitlán está ubicado en el centro del departamento de Sololá, unos 160 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca, y es circundado por doce poblaciones de indígenas que dependen directamente de sus aguas.

Nery Paz, director de la Autoridad del Manejo Sustentable de la Cuenca del Lago y su Entorno, entidad que depende de la Vicepresidencia de la República, dijo a periodistas que como medida de precaución, mientras se determina la presencia de toxinas en las aguas del lago, se ha alertado a los cerca de 100.000 habitantes de la zona y a los turistas sobre su peligrosidad.

El funcionario explicó que la cianobacteria, un organismo parecido a un alga, crece de forma desproporcionada debido al incremento de los niveles de nitrógeno y fósforo que contienen los desechos domésticos e industriales que van a parar a las aguas de Atitlán.

Tags: , ,

Opine