Guatemala, 12 sep (EFE).- Las fuerzas de seguridad de Guatemala capturaron a otros dos hombres presuntamente implicados en el asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg, con lo que suman nueve los detenidos por ese hecho, informaron hoy fuentes oficiales.

Uno de los sospechosos detenidos como posible autor material del asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg habla por teléfono el viernes en la oficina de la Policía Nacional Civil (PNC), en Ciudad de Guatemala. EFE
Uno de los sospechosos detenidos como posible autor material del asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg habla por teléfono el viernes en la oficina de la Policía Nacional Civil (PNC), en Ciudad de Guatemala. EFE

Un portavoz de la Fiscalía dijo a periodistas que el ex agente de la Policía Nacional Civil (PNC) Alberto Santos Divas y el agente en activo de esa institución Carlos Aragón Cardona fueron detenidos anoche en una ciudad de Zacapa, a 140 kilómetros al noreste de la capital.

Con estas capturas se concluye exitosamente con el operativo que tenía como objetivo detener a las nueve personas que según las investigaciones participaron en el asesinato” de Rosenberg.

En coordinación con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y la Fiscalía, las fuerzas de seguridad detuvieron el vienes a primera hora a siete hombres señalados de ser los “autores materiales” del asesinato de Rosenberg.

El jefe de la Cicig, el español Carlos Castresana, aseguró con absoluta contundencia que los detenidos “son los autores materiales del asesinato del abogado”, y aclaró que aún está pendiente llegarse “hasta los responsables intelectuales e intermedios”.

Las nueve personas capturadas, según la Cicig, forman parte de una banda criminal dedicada al narcotráfico, secuestro, extorsiones y “sicariato”, y que está integrada en su mayoría por miembros de la PNC de Guatemala y al menos un ex integrante del Ejército.

Rosenberg, de 47 años, asesinado a tiros el pasado 10 de mayo en un barrio residencial del sur de la capital guatemalteca, en un vídeo grabado dos días antes de su muerte responsabilizó de ésta al presidente Álvaro Colom y a su esposa, Sandra Torres.

En la grabación también señalaba como responsables al secretario privado de la Presidencia, Gustavo Alejos y a un grupo de empresarios y banqueros cercano al Gobierno.

Esos señalamientos desataron una de las más graves crisis políticas que ha vivido Guatemala, y suscitó la polarización de la sociedad entre quienes exigían la renuncia de Colom para que fuera llevado ante la Justicia y los que lo apoyaban y confiaban en su inocencia.

El Gobierno negó las acusaciones y aseguró que todo se trataba de una conspiración en su contra, orquestada por grupos interesados en desestabilizar el país.

Video

[flashvideo file=http://sitios.com.gt/videos/2506114.flv /]