Tipo de cambio: Q 7.67 x $ 1.00

|

Violencia mantiene en vilo al transporte público de Centroamérica

San Salvador, 26 ago (EFE).- El repunte de los asesinatos de chóferes en El Salvador y Guatemala mantiene en vilo a autoridades y empresarios del transporte público en Centroamérica, donde, además, este sector es blanco de robos y otros hechos de violencia.

Guatemala y El Salvador lideran las estadísticas de violencia contra el transporte público en la región, con 90 y 88 asesinatos de chóferes este año, mientras que en el resto de los países de la región se incrementan las denuncias de asaltos, robos y extorsiones.

Piloto y ayudnate de bus, asesinados recientemente. Foto: Surizar/Noticias.com.gt

Piloto y ayudnate de bus, asesinados recientemente. Foto: Surizar/Noticias.com.gt

Los transportistas en El Salvador reportan hasta hoy 90 conductores y 26 pasajeros asesinados en hechos relacionados principalmente con el cobro de extorsiones, lo que se conoce como “renta”.

Las estadísticas de este año superan con creces los 87 homicidios reportados en todo 2007, lo que ha llevado a los transportistas de este país a convocar protestas que incluyen paros de varias horas y a exigir mayor protección de parte de las autoridades.

“De cien conductores matan a uno o dos, aunque no deban nada, para que en las empresas no haya resistencia a pagar”, aseguró a Efe el presidente de la Federación de Cooperativas de Aprovisionamiento de Empresarios Transportistas Salvadoreños (Fecoatrans), Catalino Miranda.

Indicó que los 4.200 autobuses y microbuses que operan en San Salvador y sus municipios vecinos pagan entre cinco y seis dólares diarios en extorsiones, lo que representa cerca de 27.000 dólares.

Una situación similar se vive en Guatemala, donde la Policía Nacional Civil (PNC) contabiliza al menos 154 personas asesinadas en lo que va de 2009 en ataques al transporte colectivo.

Las víctimas han sido 88 chóferes, 19 ayudantes de los vehículos, 35 pasajeros, así como doce supuestos asaltantes y extorsionadores.

Un estudio de la Procuraduría de los Derechos Humanos atribuye la mayoría de los ataques a grupos de delincuentes dedicados a extorsionar a conductores y empresarios del transporte público.

Según ese estudio, entre enero y julio pasados unas 105 personas, 45 de ellas pasajeros, resultaron heridas en hechos delictivos.
La Asociación de Empresas de Autobuses Urbanos ha advertido de que las 1.300 unidades en la capital guatemalteca “pagan” a los pandilleros un promedio semanal de 395 dólares cada una en extorsiones.

También denuncian que cada día se registran unos 200 asaltos al transporte público, en hechos que en 2008 se cobraron la vida de 276 personas.

En Costa Rica, el año pasado se registraron 148 asaltos a autobuses, 99 más que en 2007, según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).
En este país, se ha reportado el asesinato en asaltos de dos conductores de autobús en los últimos años.
El subdirector de la Policía Judicial, Francisco Segura, ha señalado que los atacantes de los autobuses son “delincuentuchos baratos”, pues su botín normalmente es pequeño.
Sin embargo, y con el fin de contener esta situación, las autoridades han destinado a policías para que custodien unidades de transporte, especialmente de noche.

En esa misma franja horaria y en Panamá, según dijo a Efe el presidente de la Cámara Nacional del Transporte de este país (Canatra), Dionisio Ortega, hay casos de secuestro de autobuses, con conductor y pasajeros a bordo.

Por ello, explicó, varias rutas han suspendido el servicio y algunos transportistas han tenido que armarse.
“Es un riesgo muy alto ganarse la vida como conductor por la noche”, afirmó el dirigente, al denunciar que el problema afecta a los taxistas y a los entre 1.400 y 1.500 autobuses de la provincia.

Nicaragua no reporta el fenómeno de chóferes de autobuses urbanos asaltados o asesinados, pero sí de robos a pasajeros que no se llegan a contabilizar en su totalidad porque las víctimas pocas veces presentan una denuncia formal.
La Policía ha infiltrado a agentes vestidos de civil o envía uniformados en las unidades, sin que se conozcan oficialmente los resultados de estas operaciones.

En Honduras los gremios del transporte denuncian que muchos chóferes de autobuses y taxis también sufren la extorsión de grupos de pandilleros en ciertas zonas, especialmente las populosas, y deben pagar cuotas diarias o el “impuesto de guerra”.

Tags: , , , ,

2 Comentarios en “Violencia mantiene en vilo al transporte público de Centroamérica”

  1. La situación de nuestro país siempre es grave, más grave de lo que pensamos porque el sistema judicial está colapsado y garantiza la impunidad.

  2. SERGIO dice:

    En México donde vivo, la situación es similar. La delincuencia es algo ya aterrador en nuestros días gracias a gobiernos que se preocupan por sus intereses personales (o de reducido grupo), que por el supremo interés de sus gobernados, de sus naciones. Por acá, gobiernos y delincuentes son casi uno mismo…

Opine