Seguir en Facebook

Luego de varios días desde que ocurrió atentado contra la sede de presidios el pasado 26 de Febrero, dos personas se encuentran detenidas y ligadas a proceso por asesinato y homicidio en grado de tentativa.  Sin embargo los sindicados sostienen su inocencia ya que ambos laboraban en una fábrica de sellos en la zona 1 de la capital y su visita al hospital en donde fueron detenidos se debió a una herida en la mano hecha con maquinaria del lugar donde laboran, no por herida de bala como afirmaron las autoridades.

Mauricio Salazar Garrido y Esdras Elí Ostorgar de 19 años fueron detenidos en el Hospital General San Juan de Dios, acusados de ser los atacantes de la sede de presidios en donde falleció una persona.  Sin embargo Salazar y Ostorgar afirman haber estado en el hospital por una herida en la mano hecha con una máquina para corte de maderas en su lugar de trabajo.

Además  Requisan cárcel por bomba en bus el domingo pasado

Los dos detenidos se transportaron en una motocicleta propiedad de Luis Ayala, jefe de Ostorgar, hacia el centro asistencial, sin embargo el Ministerio Público afirma que a pesar que los atacantes de la sede se conducían en taxi tienen testigos que señalan que los atacantes abandonaron el taxi y huyeron en una motocicleta.

A Salazar no le fue hecha la prueba de absorción atómica para determinar si había disparado un arma debido a que el Ministerio Público no llegó a tiempo al hospital y Salazar había sido trasladado ya a los tribunales cuando llegaron.  A Ostorgar si le fue hecha la prueba, sin embargo el ente investigador considera que este examen podría resultar negativo ya que Ostorgar sería conductor del vehículo según su versión.

Además  Requisan cárcel por bomba en bus el domingo pasado

El día del ataque una patrulla de la comisaría 11 de la PNC se encontraba frente al lugar y aunque no repelieron el ataque, un policía declaró haber visto cuando dispararon de frente a la sede.

Un familiar de las víctimas dijo que uno de ellos era recién graduado de Bachiller en Computación.  Ningún abogado quiere tomar el caso y no cuentan con medios económicos suficientes.

Foto y fuente: DCA

Comments

comments

No hay comentarios