Seguir en Facebook
Personas participando en carrera

Julio 29 del 2016.- Según el estudio dirigido por la doctora de la Universidad de Sydney, Australia, Melody Dign, y publicado en el diario The Lancet, el poco hábito de las personas de no ejercitarse ocasionó una pérdida de US$67, 500 millones a nivel mundial, pues esa cantidad representa gastos por salud de los habitantes y pérdida de productividad en su trabajo.

La científica indica que el déficit es provocado principalmente por los altos costos de exámenes médicos a que tienen que someterse las personas por no practicar ejercicios diariamente.

Explica que la inactividad física causa cinco enfermedades principales por las cuales las personas acuden al médico constantemente:

  • Enfermedad coronaria
  • Accidente cerebrovascular
  • Diabetes tipo 2
  • Cáncer de mama
  • Cáncer de colon
Además  El derecho a la salud de las trabajadoras es violentado en los ámbitos de la maquila y la agroindustria

Reitera que éstas no son transmisibles, y se atribuyen a la inactividad física.

Ciclistas participando de competencia
Ciclistas participando de competencia

El análisis recolectó datos en 142 países y esto representa el 93.2% de la población total del mundo. Se estima que en 2013 el efecto de la falta de actividad física sobre estas enfermedades y la mortalidad por todas las causas costó a la economía esa millonaria pérdida.

La publicación detalla que “la actividad física es reconocida como una pandemia global que no sólo conduce a enfermedades y muertes prematuras, sino que impone una carga importante para la economía”.

La doctora Dign explica que la diabetes tipo 2 es la enfermedad más costosa y por ende, la que más pérdida representa. En el año referente, US$37,600 millones corresponden a gastos por este padecimiento.

Además  El CAFTA restringe el acceso a los medicamentos básicos en Guatemala, según un estudio
Personas participando en competencia
Personas participando en competencia

Expresó: “Nuestro estudio ha demostrado que la carga económica de la inactividad física se distribuye de manera desigual entre las regiones”.

“En general, los países más pobres no tienen cubiertas sus necesidades de salud debido a sus sistemas de salud y económicos menos desarrollados. En última instancia, los hogares pobres pagan más en términos de mortalidad y morbilidad prematura, lo que muestra las desigualdades”, enfatiza la experta.

El escrito culmina exponiendo que se vaticina que la pandemia de inactividad física siga creciendo, y con ello también aumentará la carga económicas. Detalla que por ello es necesario que se tomen medidas para aumentar el número de habitantes que practique actividad física.

Además  Proyecto busca evitar contagio de rabia a humanos

Fuente: Heraldo

Comments

comments

No hay comentarios