Seguir en Facebook

El papa Francisco cumplió el sueño de una niña estadounidense que padece una rara enfermedad que le provocará perder la vista y el oído.

La niña de seis años, quería visitar al papa antes de perder completamente ambos sentidos debido a una enfermedad congénita que padece, denominada Sindrome de Usher.

La información consignada por el periódico italiano “IlGiornale” revela que el papa habló con la niña y acarició su cara.

 

Comments

comments

Además  La “Mejor Maestra del Mundo” fue refugiada palestina

No hay comentarios