Tipo de cambio: Q 7.81 x $ 1.00

|

Costa Rica. Afectados por terremoto de Cinchona piden ayuda a un año del desastre

San José, 8 ene (EFE).- Los damnificados por el terremoto de Cinchona, que dejó 25 personas fallecidas, cinco desaparecidos y miles de damnificados en Costa Rica, conmemoraron hoy el primer aniversario de esta tragedia clamando por ayuda, pues aun enfrentan una vida llena de carencias.

Los damnificados por el terremoto de Cinchona, que dejó 25 personas fallecidas, cinco desaparecidos y miles de damnificados en Costa Rica, conmemoraron este viernes el primer aniversario de esta tragedia clamando por ayuda, pues aun enfrentan una vida llena de carencias. EFE

Los damnificados por el terremoto de Cinchona, que dejó 25 personas fallecidas, cinco desaparecidos y miles de damnificados en Costa Rica, conmemoraron este viernes el primer aniversario de esta tragedia clamando por ayuda, pues aun enfrentan una vida llena de carencias. EFE

La falta de vivienda y empleo por la caída del turismo y el cierre de la principal carretera de la zona, son las mayores quejas de los habitantes de Cinchona, poblado rural que fue destruido el 8 de enero de 2009 por el sismo de 6,2 grados en la escala de Richter que azotó esta área, ubicada unos 60 kilómetros al noroeste de San José.

El terremoto afectó a unas 125.000 personas, destruyó caminos, hoteles y 2.256 viviendas, para un total de pérdidas superiores a los 136 millones de dólares, según datos oficiales presentados hoy.

A pesar de que el Gobierno, la Cruz Roja y otras instituciones no gubernamentales han estado en la zona durante el último año reparando viviendas, acueductos y carreteras, ésta aun dista mucho de lo que era hace un año, como Efe confirmó en un recorrido por el área.

Cinchona luce hoy como un pueblo fantasma y de hecho el sitio donde estaba ubicado fue declarado inhabitable por el riesgo de deslizamientos.

Por esta razón el Gobierno diseñó un nuevo poblado a varios kilómetros de distancia, pero éste aun no ha empezado a construirse.

Decenas de familias que perdieron todo con el terremoto aun viven en viviendas provisionales y muchos de ellos se encuentran desempleados, pues perdieron sus parcelas, que quedaron enterradas bajo toneladas de material que se deslizó desde las montañas.

El coordinador de la Comisión de Reconstrucción del Gobierno, Marco Vargas, manifestó hoy a la prensa que las autoridades han brindado atención en todas las áreas y que un año después de la tragedia “existe satisfacción” por la labor realizada.

“Ni nos engañamos nosotros, ni engañamos a la población afectada. Ciertamente se dieron y se siguen dando críticas por una supuesta lentitud del proceso, pero para no reconstruir en riesgo se debe tener paciencia. Tanto las etapas de atención de la emergencia como de transición se han cumplido en el tiempo establecido y en muchos casos, en un tiempo menor”, aseguró Vargas.

Sin embargo, los vecinos se quejan de la lentitud de las acciones de reconstrucción, especialmente de la carretera que comunicaba sus poblados con la ciudad de Heredia, pues ahora deben recorrer un camino mucho más largo para sacar sus productos agrícolas o recibir turistas.

Vargas argumentó que el ministerio de Obras Públicas y Transportes ha invertido más de ocho millones de dólares para rehabilitar el 95% de los 68 kilómetros de carreteras afectados, pero que es imposible reparar el tramo restante, por lo que se debe trazar una nueva ruta y esos trabajos, con un costo de 12 millones de dólares, podrían demorarse todo este año.

En cuanto a las viviendas, solo 176 de las 1.075 familias que perdieron su casa cuentan hoy con un techo propio.

Los vecinos de Cinchona, Poás, Cariblanco y otras localidades afectadas por el terremoto conmemoraron hoy la tragedia con una misa a la que asistieron políticos y autoridades locales, pero la petición unánime fue agilizar en los trabajos de ayuda, algo que nadie se atrevió a prometer.

Tags: ,

Opine