Seguir en Facebook
estado-calamidad

San Marcos, 29 de Julio de 2014 (Cerigua/Erasmo González).- El municipio de San Rafael Pie de la Cuesta, departamento de San Marcos, es uno de los más afectados por el sismo del pasado 7 de julio, y aunque no hubo pérdidas de vidas, una gran cantidad de la población presenta afecciones emocionales, informó el síndico municipal, José Manuel Maldonado.
estado-calamidadEl municipio, que se localiza en la región de la boca costa, a 25 kilómetros de la cabecera departamental, aún sufre las consecuencias de los rigores de la naturaleza, debido a que la infraestructura del lugar cedió ante la potencia del movimiento telúrico, sin que hasta el momento se haya iniciado su restauración seria y formal, por la falta de recursos económicos, indicó.

Además  PDH imparte charlas psicológicas a infantes afectados por el sismo

Maldonado agregó que al evaluar los daños ocasionados por el sismo en referencia, se registraron problemas viales, la carretera que comunica con la cabecera departamental y con los pueblos de la costa, así como los caminos vecinales, que fueron interrumpidos por los derrumbes y hundimientos, de los cuales unos se encuentran transitables y otros en proceso de reconstrucción.

El funcionario agregó que se contabilizan hasta el momento, en todo el municipio, 120 casas dañadas, de las cuales 16 fueron consideradas inhabitables, por lo que fue necesario habilitar cuatro albergues para 178 personas, por tiempo indefinido; tanto en la cabecera municipal, como en las aldeas se reportaron 38 panteones destruidos, por lo cual se coordinó con el centro de salud y otras instituciones, para evitar el surgimiento de epidemias.

Además  Solicitan recursos económicos

Aún cuando el municipio se localiza en la zona productiva del departamento, donde se cuenta con varias fincas cafetaleras y un incipiente centro turístico, conformado por “el refugio del quetzal”, sus ingresos son mínimos, insuficientes para afrontar la reconstrucción del lugar, concluyó Maldonado.

Comments

comments

No hay comentarios