Seguir en Facebook

El Progreso, 24 de Julio de 2014 (Cerigua/Elisa Sasvín).- Los alcaldes del departamento de El Progreso conocieron durante la reunión ordinaria del Consejo Departamental de Desarrollo (CODEDE), que sus anteproyectos de presupuestos de gastos para el próximo año sufrieron un ajuste, debido a 0que la recaudación tributaria destinada a este órgano colegiado, no obtuvo lo esperado.
Al respecto, los alcaldes municipales de San Antonio La Paz, Núbere Agustín López y de Morazán, Miguel Ángel Arriaza, mostraron su descontento porque el coste de por lo menos uno de sus proyectos fue reducido, situación que les resta credibilidad ante las comunidades afectadas, por ser una situación que se repite cada año y que provoca desgaste de muchos recursos, por los largos procesos que implica la consolidación de las solicitudes comunitarias en el presupuesto de gastos.

Además  Lideresas se preparan como promotoras jurídicas

Al malestar se unió Noel Godínez, del Sindicato de Campesinos y Ana María Prado, representante de las organizaciones de mujeres.

El director y secretario técnico, así como el presidente del CODEDE, Gerson de León, Genaro Siguantay y Rigoberto Salazar, respectivamente, se fundamentaron en el oficio de fecha 14 de julio de 2014, firmado por el viceministro de Finanzas, Marco Antonio Gutiérrez, mediante el cual manifiesta que el techo preliminar del presupuesto departamental para el 2015, que se propuso mientras se definían las cifras de recaudación proyectadas por la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), debe sufrir un ajuste de 1.4 por ciento menor al preliminar propuesto en su oportunidad.

Además  Más de 350 mil vehículos circulan sin calcomanía 2009 según la SAT

Por tal razón, el presupuesto 2015 departamental, propuesto originalmente, que fue de 51 millones 629 mil 884 quetzales, queda con el monto de 50 millones 898 mil 814 quetzales, equivalente a 731 mil 070 quetzales menos, pendiente de revisión por los parlamentarios.

El representante del sindicato de campesinos calificó esta acción como una deficiencia de la SAT, porque de esta manera se manifiesta su incapacidad para proyectar y recaudar, mientras que Ana María Prado se preguntó a dónde van esos fondos que hoy recortan y que supuestamente después recaudan.

Comments

comments

No hay comentarios