Seguir en Facebook

Izabal, 30 de Enero de 2014 (Cerigua/Melissa Vega).- La muerte de una niña de 13 años en la comunidad de Cerro Blanco, ubicada en Livingston, Izabal, por una hemorragia a las 38 semanas de embarazo, provocó que la sociedad se organizara para emitir un acuerdo que prohíbe a las familias dar a las niñas en matrimonio.

Según documentaciones del Observatorio en Salud Reproductiva (OSAR) en Livingston, es común y parte de algunas culturas en Guatemala, hacer acuerdos económicos entre las familias para permitir que las niñas se casen a temprana edad.

Las consecuencias van desde las violaciones y los embarazos en niñas y adolescentes, pero en el peor de los casos ocurren las muertes maternas; solo en el 2013, el OSAR contabilizó 41 muertes en niñas entre los 13 y los 19 años, a nivel nacional.

Además  Miembros del FNL condenan asesinato de tres dirigentes sindicales, ocurridos a finales de Septiembre

El Consejo Comunitario de Desarrollo (COCODE) de Cerro Blanco y la Comisión Municipal, se reunieron recientemente para acordar que ninguna familia en la comunidad podría dar a sus hijas menores de 14 años en matrimonio, como medida para prevenir las muertes maternas.

La mayoría de la población en esa localidad es Q’eqchi y según los análisis del OSAR, son las comunidades rurales más alejadas, mayoritariamente indígenas y pobres, las que sufren las peores consecuencias en el país, pues es difícil que lleguen los servicios de salud y que se prevenga la violencia en contra de las niñas.

Mirna Montenegro, Coordinadora del OSAR, dijo a Cerigua que nunca antes, las instituciones del Estado habían abordado tanto el tema de los embarazos en adolescentes; las Áreas de Salud realizan monitoreo y atención, mientras que el Ministerio de Salud cuenta con distintas herramientas para prevenirlos.

Además  Izabal. Docentes participan en Congreso de Formación Ciudadana

Sin embargo, hay una gran brecha entre el avance institucional y la operatividad de los protocolos, hojas de ruta, planes y políticas, pues en muchos casos resultan inoperantes, aseguró la entrevistada.

Las autoridades deben garantizar a las mujeres el derecho a la planificación familiar y a la salud sexual y reproductiva, así como prevenir los embarazos en niñas y adolescentes, concluyó Montenegro.

Comments

comments

1 Comentario

  1. Es excelente que las autoridades empiecen a formar parte de este tipo de temas, ya que por la mencionada pobreza, muchas comunidades, viven este tipo de situaciones donde niños crían a más niños y muchas veces en contra de su voluntad o por falta de recursos monetarios. Izabal es un bonito departamento, y esta muy mal que pase esto, no solo allí sino en todo el territorio guatemalteco.

Comments are closed.