Seguir en Facebook

San Marcos, 02 de Septiembre de 2013 (Erasmo González/Cerigua).- El Programa Nacional de Resarcimiento (PNR), con sede regional en San Marcos, contabiliza hasta el momento 167 expedientes de personas desaparecidas durante el conflicto armado interno, según informaron sus familiares, quienes continúan con la búsqueda, informó María Tulia López Pérez, encargada de dar acompañamiento psicosocial.

López expresó que aún no se registran en la entidad los 60 casos de desaparecidos en las aldeas Secuchún, Dolores y seis en El Tablero, del municipio de San Pedro Sacatepéquez, cometidos en las masacres ocurridas en enero de 1984, como tampoco aparecen los que se ejecutaron en San José Ojetenam, Tacaná y Sibinal, entre otros.

Además  Documental pone la lupa sobre violación de DDHH en Guatemala y su impacto en la historia

Esta práctica inhumana fue recurrente durante los 36 años que duró la guerra interna, pero se intensificó en la década de los ochentas; los ilícitos se cometían en horas de la noche y de la madrugada, por hombres fuertemente armados, vestidos de negro y con los rostros cubiertos con gorros pasamontañas que sacaban a las personas en forma violenta de sus casas.

De acuerdo con la población y los familiares de las víctimas arrancadas de sus hogares o detenidas en caminos solitarios, fueron ejecutadas extrajudicialmente y sepultadas en los cementerios clandestinos, a orillas de las carreteras o ríos, en los cafetales y en los bosques, indicó la entrevistada.

López dijo que conoce el drama que vivieron y aún viven muchas familias marquenses, porque su padre, Carlos López Mauricio y su hermano Héctor, fueron sacados de su vivienda en la madrugada del 19 de agosto de 1985, sin tener hasta el momento certeza de su paradero.

Además  Huehuetenango. Exponen fotografías del conflicto armado interno

La entrevistada recordó que en esa trágica madrugada, en la aldea Nicá, hubo otros secuestros y los que se resistieron a las detenciones forzadas fueron asesinadas en sus propias casas y frente a sus seres queridos; a partir de entonces inició la búsqueda de los desaparecidos.

Finalmente, la conmemoración del Día de las Desapariciones Forzadas es una manera de evitar el silencio ante estos crímenes de lesa humanidad y que el Congreso de la República apruebe la ley que determine los mecanismos para buscar a los desaparecidos y castigar a los culpables, de manera que nunca más se repita este capítulo trágico de la historia patria, concluyó López.

Comments

comments

1 Comentario

  1. Si te mataron a un familiar fue porque se metio a delinquir. ahora no se hagan los sufridos porque no aconsejaron a sus familiares a que se dedicaran a trabajar como debia ser. no se esten haciendo los pobrecitos aparte de que quieren sacar dinero por esas muertes. porque los familiares de los soldados que murieron a manos de esos delincuentes terroristas no piden dinero. saqueadores ratosos

Comments are closed.