Seguir en Facebook

Guatemala, Diciembre 07 del 2012 (CERIGUA).- Con varios reconocimientos y galardones ha sido destacada la labor de Olga Marina Alfaro García, que a sus 79 años sigue siendo ejemplo para las nuevas generaciones, pues ha dedicado sus  recursos económicos y tiempo en campañas de reforestación, fomentando la conservación de fuentes de agua e impulsando respeto y amor a la naturaleza.

En febrero de este año la empresa Avon le otorgó a la huehueteca una mención honorífica y un premio de 2 mil dólares, los que utilizó en proyectos ecológicos; en tanto que la Casa de la Cultura le dedicó los Juegos Florales; el Club Rotario la condecoró con la Orden “Ahuehuetl” y Cremy de Guatemala le pagó un viaje por cinco días a Cancún, México, por su visión en favor de la naturaleza.

A decir de su hija María Olga Méndez, esos han sido algunos de los reconocimientos para su madre, por dedicarse desde hace siete años al impulso de la conservación de los recursos naturales y el fomento del cuidado de las fuentes de agua en la cabecera departamental de Huehuetenango y municipios aleñados, para que en el futuro la población no padezca escasez de líquido vital.

Méndez agregó que las actividades que realiza su madre son ejemplos a seguir por la proyección social y su prioridad la reforestación; su preocupación es el planeta y por ello se dedica a hacer viveros; antes del invierno va al río Zaculéu a recoger semillas de ahuehuetles o sabinos como se conoce esta especie de arboles, pero además tiene un semillero de palo negro y de ciprés, añadió.

Yo ya no tengo sangre en mis venas, sino clorofila”, cuenta entre broma la destacada huehueteca, respecto de la dedicación que desde hace siete años ha puesto para cumplir su sueño ver convertido a Huehuetenango en el pulmón de Guatemala, que genere oxígeno para el mundo y el cuidado de las fuentes de agua para el departamento.

Según Alfaro García, en su primer año dedicado a la naturaleza con  respaldo de otras personas, pudo sembrar más de 250 árboles de encino, ciprés, pino y otros, cantidad que con el paso de los años se ha incrementado al visitar escuelas y colegios del nivel primario e implementar el programa Adopta un Árbol, donde participan las y los estudiantes.

Comments

comments

No hay comentarios