Seguir en Facebook

Guatemala, Noviembre 26 del 2012 (CERIGUA).- La Empresa Eléctrica Municipal de Huehuetenango (EEMH) tiene una deuda millonaria con el Instituto Nacional de Electrificación (INDE), debido a que los alcaldes que han estado al frente de la comuna se han aprovechado de los millonarios recursos monetarios que recaudan; problema que inició desde el 9 de mayo de 1975, cuando se firmaron los contratos entre ambos entes, recordó Francisco Sosa Ruiz.

Un reportaje elaborado por el periodista Sergio Samayoa, para el proyecto “Mi Mundo, mi Comunidad”, que impulsa la Fundación Gracias Vida, con apoyo de la Embajada de Estados Unidos de América en Guatemala, pone al descubierto el problema de la deuda millonaria por servicios de energía eléctrica, que data desde hace 35 años y que finalmente afecta al pueblo huehueteco.

Sosa Ruiz, tesorero y ex contador de la EEMH, dijo que esta empresa ha sido abusada, manoseada, ultrajada y violada, del la forma en que se le ha antojado a cada jefe edil de turno.

El entrevistado destacó que cuando el INDE llegó a Huehuetenango se hicieron interconexiones y los acuerdos correspondientes con quien era el alcalde municipal, Franco Ovalle Month; se colocaron postes de concreto, transformadores y cables de aluminio; se exoneraba de cobro al palacio, al teatro y al rastro municipal, a las escuelas públicas y a las casas de las autoridades de la comuna.

Fue en agosto de 2010 cuando los encargados de la EEMH denunciaron que la última factura enviada por el INDE- DEOCSA-UNION FENOSA reportaba un aumento desproporcionado de aproximadamente 454 por ciento, lo que provocó un enorme descontento entre la población.

Francis Chávez, sub gerente de la empresa eléctrica municipal dio a conocer que desde 1975 fue firmado un contrato con el INDE, prorrogable automáticamente cada cinco años por compra venta de energía y potencia, por lo que se facturaban mensualmente 2 millones 100 mil quetzales, sin embargo de forma arbitraria la última factura era por 9 millones 543 mil quetzales.

A decir de Chávez, la EEMH y los usuarios no tenían la capacidad de asumir ese incremento, en tanto que el INDE pretendía que se firmara un nuevo contrato con otros precios, afectando a más de 30 mil usuarios del municipio, que cuenta con una población aproximada de 125 mil habitantes.

A la fecha se debe al INDE-DEOCSA-UNION FENOSA, según el tesorero contador Roselio Benjamín Ríos, la cantidad de 70 millones de quetzales, que se encuentran depositados en los bancos del sistema generando intereses, datos que no concuerdan con los de Fredy Armando Barrueto, Secretario General del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Eléctrica, que asegura que al mes de abril de este año, con precios de contrato, se deben 43 millones, pero con los nuevos precios del INDE, asciende a 165 millones de quetzales.

Comments

comments

No hay comentarios