Seguir en Facebook

Guatemala, Octubre 22 del 2012 (Héctor Tecúm/Cerigua).- La que sería la primera sentencia condenatoria en Quiché por un delito de discriminación y sometimiento a servidumbre, se vio frustrada cuando el tribunal absolviera a Olga Marisol Natareno Taracena, quien era sindicada de agredir y discriminar durante varios años a Candelaria Acabal Alvarado, quien realizaba trabajos domésticos.

En ausencia de la acusada, así como de la agraviada, el juez unipersonal, Sergio Vega, dio lectura a la parte resolutiva de la sentencia, con base en las leyes correspondientes y declaró que la imputada fue absuelta de los delitos, por falta de pruebas.

Natareno Taracena es esposa del ex diputado Manuel Rodríguez, más conocido en Quiché como Manolo Rodríguez; la denunciante, Candelaria Acabal Alvarado huyó del lugar donde la tenían, un 15 de septiembre de 2009, para denunciar los hechos ante el alcalde indígena del lugar; tres años después la acusada es absuelta de los cargos, lo que generó reacciones de organizaciones de derechos humanos.

Las conclusiones de la parte acusadora indicaban que se había violado el derecho a la salud de Acabal Alvarado, al impedirle que se realizara exámenes médicos, además se le impuso el uso de un uniforme, que atenta contra su dignidad y constantemente se utilizaban calificativos como “indica shuca”; el acta fiscal de allanamiento, de fecha 15 de septiembre de 2009 revela que a la víctima se le observaron golpes, cicatrices y quemaduras.

Casimiro Efraín Hernández, auxiliar fiscal del Ministerio Público, dijo que apelará la sentencia, ya que a su parecer hay suficientes medios de prueba que justifican una condena, por lo que hará uso de su derecho legal de impugnar el fallo.

Eduardo de León, de la Fundación Rigoberta Menchú, entidad que actuó como querellante, manifestó su frustración ante la decisión del juez que llevó el caso y consideró que no se juzgó conforme a derecho, por lo que continuarán con los esfuerzos necesarios para lograr que el fallo se revierta.

Comments

comments

No hay comentarios