Seguir en Facebook

Guatemala, Octubre 19 del 2012 (José Fredy López/Cerigua).- Unas 15 organizaciones sindicales de Izabal condenaron los hechos ocurridos en Totonicapán, el pasado 4 de octubre, donde fueron masacrados seis campesinos por el ejército, cuando realizaban una protesta pacífica; las gremiales también rechazaron el despliegue de elementos castrenses en calles y ciudades del país, porque lejos de generar un clima de seguridad, se convierte en una intimidación y constituye un retroceso a prácticas del pasado.

Las agrupaciones de Izabal repudiaron los actos de represión que ha desatado el gobierno en contra de los sectores sociales y de los pueblos indígenas, quienes cansados del abuso de poder, de los privilegios que gozan determinados sectores y ante la falta de respuesta a las demandas sociales, se ven obligados a tomar medidas de hecho para ser escuchados, expresó Héctor Augusto Miguel, de la Comisión de Solidaridad Inter-sindical de Sindicatos Bananeros de Izabal (COSISBA).

Los hechos ocurridos el 4 de octubre en Totonicapán, al igual que las demás masacres cometidas por el Estado en contra del pueblo, no tienen razón ni justificación alguna; por el contrario, son mensajes de terror, con los que se pretende acallar toda expresión popular  en contra de las decisiones del gobierno, enfatizó Miguel.

Mario Calderón, de la Filial del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud y miembro del Frente Nacional de Lucha, afirmó que las organizaciones sindicales de Izabal demandan al Estado y al Presidente de la República, Otto Pérez Molina, el esclarecimiento pleno de los hechos, la deducción de responsabilidades administrativas y penales y el cese de la represión del Estado en contra de los sectores sociales organizados.

Por su parte, Leonel Pérez Lara, otro de los dirigentes de la COSISBA, dijo que en el marco de la celebración del 20 de Octubre “Día de la Revolución del 1944”, unas 15 organizaciones sociales saldrán a las calles a manifestar en conmemoración de la efeméride, en la que una de las principales demandas al Estado será el cumplimiento de los Acuerdos de Paz, en materia de justicia, el fortalecimiento del poder civil y función del ejército en una sociedad democrática; el desarrollo rural y el respeto y vigencia de los derechos humanos.

Comments

comments

No hay comentarios