Seguir en Facebook

Guatemala, Julio 25 del 2012 (CERIGUA).- Veintitrés familias trabajadoras de la finca San Juan Luarca del departamento de San Marcos, corren el riesgo de ser desalojadas luego que la misma fuera vendida a otra persona, sin antes ser resuelta su jubilación legal.

Las 23 familias, que suman alrededor de 160 miembros, trabajaron en la finca y viven ahí desde hace tres generaciones y a pesar de que el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) jubiló a los trabajadores, la empresa que era dueña del terreno nunca los indemnizó y el actual propietario insiste en expulsarlos.

William Mazariegos, director de la radio comunitaria “Cima”, declaró que la pasada semana un juez del municipio del Tumbador se presentó a la hacienda con una orden legal para desalojar a los habitantes, sin embargo debido a que éstos llevan un proceso en la Corte de Constitucionalidad, el juzgador valoró la imposibilidad de la medida.

Además  San Marcos. Controlada la proliferación del mosquito transmisor de dengue

El problema en San Juan Luarca se originó desde hace 12 años y a pesar de que el actual propietario adquirió los terrenos desde hace varios años, recientemente inició acciones para desalojar a los pobladores; los trabajadores luego de conocer las intenciones del finquero empezaron a buscar ayuda en la Procuraduría de Derechos Humanos.

Mazariegos afirmó que el actual dueño de la finca nunca ha dialogado con los trabajadores para resolver el conflicto y mantiene una postura cerrada; los trabajadores, entre los que se encuentran adultos mayores de 70 años, lo único que buscan es una retribución por los años laborados, puntualizó.

Comments

comments

2 Comentarios

Comments are closed.