Seguir en Facebook

El Progreso, Junio 11 del 2012 (Elisa Sasvín/Cerigua).- Supuestos chatarreros robaron los tensores del puente vehicular “Las Ovejas” que comunica a la ciudad capital con el nororiente del país, por la ruta de El Jícaro, colocándolo en situación de alta vulnerabilidad, se conoció aquí.

Vecinos de las comunidades Las Ovejas y El Zapote, aledañas al referido puente, denunciaron el hecho en la municipalidad de El Jícaro, departamento de El Progreso y aseguraron ser testigos del hecho, que casualmente ocurre por las noches, informó el director de la Oficina municipal de Planificación (DMP), Rafael Pellecer.

El comercio de la chatarra tiene cada vez más demanda y ha contribuido a mejorar la economía local, que no encuentra otra forma de ingresos; la estructura de este puente es de hierro, con varios tensores; piezas relativamente pequeñas, pero muy pesadas, por lo que no se descarta que el objetivo sea comercializarlas, indicó Pellecer.

Además  El Progreso. Conred declara centro de estudios como inhabitable

Al parecer los chatarreros están motivados únicamente por el beneficio económico que les reditúa, sin importarles el daño que causan a la ciudadanía y la imagen internacional que proyectan, además de poner en peligro sus vidas, porque estas acciones requieren de mucha pericia, opinó el profesional.

El director de la DMP hizo un llamado a los delincuentes, para que se abstengan de continuar cometiendo esta acción, que pone en riesgo una infraestructura de tránsito muy importante, que conecta vía El Jícaro con los departamentos de Zacapa y Puerto Barrios, que además es una vía alterna de la ruta al Atlántico.

 

Comments

comments

1 Comentario

  1. No se puede generalizar pero es problema grave ya que estas gentes tienen que sacar gastos ejemplo gasolina. Son gente sin escrupulos y posible del lugar y en este como en muchos nos conocemos, posible se sepa quienes fueron. En otros lugares mas grandes no se puede y en estos han dejado cercos sin alambre y laminas, se llevan lo que encuentren, algunos que son pocos son concientes del daño que pueden provocar y si alguno lo permite, lo que hace es convertirse en complice. Se debiera de hacer un permiso de ruta para saber donde pasan. No aprovechar esto para impuesto ya que estas gentes ganan pero eventual.

Comments are closed.