Tipo de cambio: Q 7.67 x $ 1.00

|

Profesor y periodista Luis Loarca presenta obra literaria en Escuintla

Escuintla, 6 May (Cerigua).- El profesor y periodista, Luis Loarca, presentó su obra literaria “El Silencio de las Sirenas”, actividad que tuvo lugar en el salón municipal de Escuintla, a la que acudieron poetas, escritores y periodistas que elogiaron al conocido autor.

La profesora Marlen Martínez, al expresar su satisfacción por la obra que refleja la cultura y la ecología, dijo que para el país es importante el desarrollo de la literatura, porque engrandece la cultura y da a conocer los valares y talentos que proporciona el Creador, que invita a la reflexión y meditación sobre la realidad humana.

Martínez agregó que el mundo es un mar de oportunidades y el autor ha tenido vocación para fomentar la cultura guatemalteca y exhortó a la población para que conozca el trabajo literario de Loarca y reconozcan los valores que existen en la provincia.

Por su parte el periodista y escritor, al agradecer a los presentes las muestras de consideración por su obra, lamentó que las situaciones que se dan en el país en donde es una aventura gigantesca lograr una publicación que le llevó más de dos años, porque de nada sirvió buscar apoyo en instancias gubernamentales que al final le negaron la ayuda.

Agregó que su agradecimiento es en especial a Dios y su editor César Espinosa, quien ha brindado siempre apoyo a otros escritores nacionales en la publicación de sus obras; “quiero decirles que Sirenas del Silencio” es un pequeño aporta para tratar de resolver los grandes problemas ecológicos que atormentan a Escuintla y al país”, dijo finalmente.

Por Augusto Munguía, Corresponsal Cerigua

Tags: ,

7 Comentarios en “Profesor y periodista Luis Loarca presenta obra literaria en Escuintla”

  1. marisa belteton dice:

    no se porque los empresarios no son considerados y dejan de pensar en el dinero que se acuerden méjor de Dios y de lo que la biblia dice que raiz de todos los males es el amor al dinero deverian de pensar tambien en su projimo que muchas personas no tenemos recursos y mucho menos trabajo para pagar tanto dinero. Pienso que si es haci es mejor no tener enerjia porque mientras los ricos se hacen mas ricos de igual manera los pobres se hacen mas pobres. Que dios los bendiga y consejo que les doy la biblia dice buscar a cristo mientras pueda ser ayado llamarle en cuanto este sercano.

  2. Neri Barillas dice:

    Hablando a respecto de literatura, si me ubiera dado cuenta por algun medio de la presentacion del senor Loarca, en Escuintla, sin lugar aduda me ubiese gustado esta en ese lugar. Por favor digame donde consigo “Silencio de las Sirenas”

  3. Agradezco los finos conceptos del señor Neri Barillas y a la vez quiero contarle que la obra literaria “SIRENAS DEL SILENCIO” actualmente la está distribuyendo TIPOGRAFIA IDEAL, ubicada en la 3a.Avenida 7-68 Zona 1 de la ciudad de Escuintla, Escuintla, Guatemala, C.A. Teléfono 7888-0770.
    Asimismo compartir con todos los amig@s lector@s de este medio, que anteriormente publiqué otra obra titulada “EL SECUESTRO MAS FAMOSO DEL MUNDO”, la cual actualmente se encuentra agotada y esperamos en Dios, publicar una segunda edición próximamente.
    SIRENAS DEL SILENCIO, conlleva en sus páginas aventura, emoción, suspenso y un mensaje de amor y hermandad a la humanidad, al abordar el tema ecológico, que exhorta a salvar nuestro planeta de la destrucción.

  4. Agradezco los finos conceptos del señor Neri Barillas y a la vez quiero contarle que la obra literaria “SIRENAS DEL SILENCIO” actualmente la está distribuyendo TIPOGRAFIA IDEAL, ubicada en la 3a.Avenida 7-68 Zona 1 de la ciudad de Escuintla, Escuintla, Guatemala, C.A. Teléfono 7888-0770.
    Asimismo compartir con todos los amig@s lector@s de este medio, que anteriormente publiqué otra obra titulada “EL SECUESTRO MAS FAMOSO DEL MUNDO”, la cual actualmente se encuentra agotada y esperamos en Dios, publicar una segunda edición próximamente.
    SIRENAS DEL SILENCIO, conlleva en sus páginas aventura, emoción, suspenso y un mensaje de amor y hermandad a la humanidad, al abordar el tema ecológico, que exhorta a salvar nuestro planeta de la destrucción.

  5. Dinora dice:

    es nesesario que se sepan los nombres de autores de obras literarias

  6. Dinora dice:

    quisiera saber los nombres de los autores de obras literarias guatemaltecas

  7. Dinora dice:

    BIOGRAFIA DE LOS AUTORES DE OBRAS LITERARIAS GUATEMALTECAS
    Carlos Illescas
    (Guatemala, 1918 – México, 1998) Poeta guatemalteco. Autor de una espléndida producción poética cuyo perfecto acabado formal reúne, en unas mismas composiciones, la mejor tradición de la poesía clásica hispana y la riqueza imaginativa y verbal aportada por algunas vanguardias contemporáneas, está considerado como una de las voces más sobresalientes de la lírica guatemalteca contemporánea.

    Aunque, por razones políticas, Carlos Illescas desarrolló la mayor parte de su obra en suelo mexicano, pertenece por derecho propio a la denominada “Generación del 40″ y, dentro de ella, al “Grupo Acento”, un colectivo de escritores congregados en torno a la revista homónima, y caracterizados por su rebeldía política y su apertura a los postulados estéticos y los contenidos temáticos procedentes del exterior. Entre estos autores figuran, al lado de Carlos Illescas -que fue uno de los fundadores de la publicación que dio nombre al grupo, así como uno de sus principales animadores-, otros escritores de la talla de Antonio Brañas, Otto Raúl González, Raúl Leiva y un joven e inquieto Augusto Monterroso.
    Escritor de vocación precoz, descubrió su inclinación hacia la poesía ya en sus años de infancia, cuando, por influencia directa de su madre, comenzó a leer versos sencillos y populares de contenido en su mayor parte religioso. Ya en su juventud, se integró plenamente en los círculos literarios guatemaltecos y, en colaboración con Augusto Monterroso, fundó la revista Acento, que no sólo encauzó los afanes de rebeldía política y renovación estética de los jóvenes intelectuales del país, sino también supuso el mejor vehículo para la introducción y difusión en Guatemala de las obras de algunos autores universales de la talla del francés Paul Valéry, el austríaco Rainer Maria Rilke, el chileno Pablo Neruda o el español Federico García Lorca.

    Rafael Arévalo Martínez
    (Quezaltenango, 1884 – ciudad de Guatemala, 1975) Poeta, narrador, dramaturgo, cronista y ensayista guatemalteco, uno de los más destacados representantes de la Generación de 1910. En 1913 funda y dirige la revista Juan Chapín, portavoz de esa generación. Durante 18 años, de 1927 a 1945, fue director de la Biblioteca Nacional de Guatemala. Conoció España y otros países de Europa, fue periodista, profesor de lengua castellana y miembro correspondiente de la Academia Española de la Lengua. Recibió múltiples premios y condecoraciones, como la Orden Rubén Darío en Nicaragua y la Orden del Quetzal en Guatemala.
    Se inició como poeta modernista, siendo uno de los más altos exponentes del movimiento, con los libros Maya (1911) y Los atormentados (1914), que constituyen dos de las pocas muestras que del pleno modernismo puede ofrecer la poesía guatemalteca. En una segunda etapa, la de su poesía de madurez, cambió hacia un lenguaje más sencillo, sobrio, transparente e intimista: Las rosas de Eganddi (1921) y Por un caminito así (1947).
    En cuanto a la narrativa, su obra más famosa es El hombre que parecía un caballo (1914), cuento psicozoológico, fantástico y de corte surrealista. Arévalo escribió diez novelas en las que predominan los elementos fantásticos, entre las que sobresalen Las noches en el palacio de la nunciatura (1927), La oficina de paz de Orolandia (1925), donde critica la expansión estadounidense, y Viaje a Ipanda (1939), en la que plantea un ideal de vida, una utopía, y en la que, además del estilo y de la extraordinaria caracterización de los personajes, destaca una profunda filosofía humana.

    MIGUEL ÁNGEL ASTURIAS
    Escritor guatemalteco, nació en Ciudad de Guatemala y murió en París. Estudió derecho en su patria, con intensa participación en la vida política, lo que aconsejó su marcha al extranjero. Viajó por Europa, instalándose en París, en cuya Universidad de La Sorbona siguió los cursos de Georges Reynaud sobre antiguas religiones de América. Influido por estos cursos, así como por sus propias investigaciones en torno al Popol Vuh, libro sagrado de los mayas quichés, escribió Leyendas de Guatemala (1930), obra que evoca la vida y la cultura de los mayas. Anteriormente había publicado un libro de poesía, Rayito de estrella (1925), en el que crea la «fantomima» o pantomima con fantasmas. Nacido bajo la dictadura de Estrada Cabrera, en cuyo tiempo se instala en Guatemala la United Fruit Company, testigo de persecuciones incluso en su propia familia, parece marcado desde su primera obra por ese signo de la aversión hacia el poder absoluto, y durante su primera estancia en París concibe y redacta El señor presidente, a partir de un relato corto llamado Los mendigos políticos, nunca publicado y que suponía una alusión directa a esa época. De regreso a Guatemala, una nueva dictadura, la del general Jorge Ubico, influye en su creación literaria que es durante un tiempo casi exclusivamente lírica. De esta época son los libros Emulo Lipolidón (1935), Sonetos (1937), Alclozan (1938) y Anoche 10 de marzo de 1543 (1943). Vive en México, donde publica por fin su primera novela El señor presidente (1946), influida por Valle-Inclán, que es un duro ataque a los llamados «caudillismos» americanos. Inicia su carrera diplomática con un puesto en Buenos Aires y Publica Viento fuerte (1951), primera novela de la trilogía bananera, y Hombres de maíz (1952), una muestra del estilo más característico de Asturias, que busca siempre lo que llama «un idioma americano». Sigue El papa verde (1954), segundo componente de esa trilogía escrita en momentos muy distintos de su deambular por las Américas.
    La llegada al poder en Guatemala del régimen del coronel Jacobo Arbenz supone un cambio importante en el país, pues se inicia una política progresista que incluye una reforma agraria con expropiación de tierras de la compañía norteamericana. Arbenz, que lo ha enviado de embajador a El Salvador, es derrocado y Asturias escribe una apasionada colección de relatos, Week-end en Guatemala (1956). Suceden ocho años de exilio, algunos de los cuales pasa en Buenos Aires trabajando como periodista. En este tiempo sigue publicando esporádicamente obras poéticas, como una antología con el título de Sien de alondra (1948), Ejercicios poéticos sobre temas de Horacio (1951) y Bolívar (1955). Siguen después unos relatos en prosa poética, El alhajadito, Los ojos de los enterrados (1960), última entrega de la trilogía, y Mulata de tal (1963) en la línea formal de Hombres de maíz. De sus últimas obras, cabe citar: El espejo de Lida Sal (1967), libro de cuentos,y Viernes de Dolores (1972). En 1966 es nombrado embajador de Guatemala en Francia y en 1968 recibe el premio Nobel de Literatura por el conjunto de su obra. En 1970 renunció al cargo diplomático, movido acaso en parte por el hecho de que importantes sectores de opinión le reprochaban cierto conformismo

Opine