Seguir en Facebook
Hombres boxeando

Septiembre 5 del 2016.- De acuerdo a una gran variedad de estudios, el alcanzar la felicidad puede depender algunas veces de situaciones que no parecerían como la opción más indicada. A continuación encontrará cuatro de las formas más extrañas para sentirse satisfecho con sí mismo:

  • Involucrarse en peleas: La universidad de Vanderbilt publicó en 2008 un estudio que revela la forma en que el cerebro crea cierta conexión entre la “recompensa” y un evento agresivo o violento. Ésto se debe a la protección de nuestro territorio y recursos cuando eramos hombres y mujeres de las cavernas.
Hombres boxeando
Hombres boxeando
  • Utilizar el transporte público: Siendo mucho más relajante e incluso puede hacernos sentir más a gusto que manejar nuestro propio vehículo, tomar el bus puede ser aprovechado para leer algún resumen noticioso del día o actualizar información en redes sociales de forma segura y responsable. La Escuela Norwich de Medicina de EAU comprobó que el tiempo que la persona invierte en su propio vehículo puede ser aprovechado de cualquier forma al utilizar transporte público mejorando incluso la salud del sujeto.
Interior de bus
Interior de bus
  • Ver películas tristes: Sage Journas encontró que las personas que ven películas tristes, ya sea de ficción o basada en la vida de alguien más, se sienten mejor con respecto a sus vidas reales. Ésto se debe a que al experimentar tristeza o una tragedia, la persona logra desarrollar la capacidad de disfrutar las alegrías con más emoción cuando estas se presentan.
Charlue Chaplin
Charlue Chaplin
  • Pensar en la muerte: hacerse preguntas con respecto a la vida y su motivo, un estudio dibujo una línea entre la muerte y la felicidad basandose en un experimento con un cementerio, un par de actores y un incidente. La conclusión de dicho estudio señala que las personas tienden a ser más generosas al pensar en la muerte, por lo tanto logran alcanzar una mayor felicidad en la vida.
Escultura de ángel
Escultura de ángel

Comments

comments

No hay comentarios